Tributación del comercio electrónico en España

La característica fundamental del comercio electrónico es que la contratación, es decir, la oferta y la aceptación de la misma, se realizan online.

Jueves, 1 mayo 2008 | por | Categoría: Ayuda para Tiendas Online, E-commerce, Video-Tutoriales y ayudas

Se consideran servicios prestados por vía electrónica aquellos servicios que consistan en la transmisión enviada inicialmente y recibida en destino por medio de equipos de procesamiento, incluida la comprensión numérica y el almacenamiento de datos, y enteramente transmitida, transportada y recibida por cable, radio, sistema óptico u otros medios electrónicos.

La característica fundamental del comercio electrónico es que la contratación, es decir, la oferta y la aceptación de la misma, se realizan online, pudiendo o no efectuarse el pago también online.

Servicios de la sociedad de la información son entre otros:
  • La contratación de bienes o servicios por vía electrónica.
  • La organización y gestión de subastas por medios electrónicos o de mercados y centros comerciales virtuales.
  • La gestión de compras en red por grupos de personas.
  • El envío de comunicaciones comerciales.
  • El suministro de información por vía telemática.
  • El vídeo bajo demanda, como servicio en el que el usuario puede seleccionar a través de la red, tanto el programa deseado como el momento de su suministro y recepción; y, en general, la distribución de contenidos previa petición individual.

Imposición directa sobre el Comercio Electrónico, ¿cómo facturar?

Los impuestos directos que gravan el comercio electrónico son los mismos que se aplican al comercio tradicional y demás actividades económicas: IRPF, Impuesto sobre sociedades e Impuesto sobre la renta de no residentes.
Los aspectos fiscales del comercio electrónico ejercido por personas físicas o jurídicas residentes en territorio español no ofrecen ninguna diferencia respecto de los derivados del comercio tradicional. Por tanto, son plenamente aplicables las normas del IRPF y del Impuesto sobre sociedades que gravan todas sus rentas obtenidas, cualquiera que sea su fuente u origen, sin necesidad de hacer consideraciones especiales sobre las mismas.
Sin embargo, en el comercio electrónico internacional ejercido por personas o entidades no residentes se requiere la consideración de una serie de adaptaciones interpretativas sobre determinados conceptos y principios impositivos.

Consideraciones sobre el establecimiento permanente (EP)

Es un lugar fijo de negocios mediante el que una empresa realiza toda o parte de su actividad. Reunirá los siguientes requisitos:
  • Obligada utilización de una instalación, centro o emplazamiento desde el cual se desarrolla la actividad.
  • Fijeza o vinculación de las instalaciones a un lugar o espacio físico determinado, con cierto grado de permanencia temporal.
  • Necesidad de que la actividad sea productiva y contribuya al beneficio global de la empresa.
No se incluyen como establecimientos permanentes los siguientes supuestos:
  • La utilización de instalaciones o depósitos con el único fin de almacenar, exponer o entregar bienes o mercancías pertenecientes a la empresa.
  • El mantenimiento de un depósito de bienes o mercancías pertenecientes a la empresa con el único fin de que sean transformados por otra empresa.
  • El mantenimiento de un lugar fijo de negocios con el único fin de comprar bienes o mercancías, o de recoger información para la empresa, o de realizar cualquier otra actividad auxiliar o preparatoria; o cualquier combinación de las actividades mencionadas, siempre que dicha combinación conserve su carácter auxiliar o preparatorio.

Diferenciación entre página Web y servidor

Una página web, al ser una combinación de software y datos electrónicos que en sí no constituye un activo material, sino inmaterial, no tiene una localización física que pueda asimilarse a un lugar, al no ser una instalación o equipo. Por otro lado, el servidor, en el que la página está almacenada y a través del cual es accesible, es un equipo que tiene una localización física.
La distinción entre página web y servidor es relevante porque la empresa que opera el servidor puede ser distinta de la que realiza la actividad de comercio electrónico a través de la página web. Si ésta tiene un contrato de hosting con un proveedor de servicios de internet (ISP), el ISP opera el o los servidores de los que dispone y proporciona un servicio consistente en alojamiento, puesta a disposición de capacidad de almacenamiento y, en su caso, de comunicación o enlace a la empresa propietaria de la página web, por lo que esta empresa no tiene una presencia física en una localización determinada al contar sólo con un intangible.
Por tanto, una página web no puede, por sí misma, considerarse un EP. Ni tampoco operará mediante EP la empresa por el hecho de utilizar un servidor de un ISP independiente mediante contrato de hosting, incluso aunque el ISP le proporcione el servicio en un servidor concreto a petición de la empresa por conveniencia para optimizar sus comunicaciones.
Sin embargo, si la empresa que tiene la página web tiene a su disposición el servidor que aloja la página, en propiedad o en arrendamiento, y lo opera, el lugar en el que está localizado el servidor podría considerarse un EP si cumple el resto de requisitos para serlo.
Por otra parte, para una empresa cuyo objeto es vender productos o servicios a través de internet (e-tailer), su actividad principal no es operar servidores y el mero hecho de que lo haga constituye una actividad auxiliar o preparatoria. Lo mismo que sería actividad auxiliar o preparatoria la operación de un servidor en el que se aloja una página web propia que se dedica exclusivamente a publicidad, a mostrar un catálogo on-line y a informar a los potenciales clientes. En tales casos, el servidor no sería un EP de la empresa. Ahora bien, si las funciones típicas relacionadas con las ventas, como la conclusión del contrato con el cliente, el procesado del pago y la expedición de los pedidos, se realizan automáticamente a través del servidor, sí estaríamos ante un EP.
Si un ISP presta los servicios típicos de hosting y otros conexos a una empresa de comercio electrónico no residente para alojar su página web, no puede decirse que el ISP actúa como agente de la empresa al no incluir sus servicios la conclusión contratos en nombre de la misma. Además, el ISP es más bien un agente independiente que actúa en al marco ordinario de su actividad, al dedicarse a prestar servicios de hosting a diferentes empresas, lo que de nuevo lleva a la conclusión de que, en tales circunstancias, el ISP no constituye un EP de la empresa de comercio electrónico.
Una página web, como tal, no puede ser considerada agente dependiente de la empresa que la posee y la utiliza en su actividad de comercio electrónico, porque no es una persona y, por tanto, tampoco por esta vía puede llegar a ser un EP de la empresa en cuestión.

Tributación del IVA en los servicios de comercio electrónico

Prestador del servicio en España (península o Baleares) o en Unión Europea (UE)
Prestador del servicio en España (península o Baleares):
régimen general de tributación del IVA
Según el destinatario del servicio prestado:
Empresario o profesional en España (península o Baleares).- Somos sujeto pasivo. Debemos repercutir IVA 16 %
Empresario o profesional en UE fuera de España.- No somos sujeto pasivo. No repercutir IVA.
Empresario o profesional fuera de UE (salvo Canarias, Ceuta y Melilla).- No repercutir IVA salvo que la utilización de los servicios se realice en España (península o Baleares).
Empresario o profesional en Canarias, Ceuta o Melilla.- No repercutir IVA.
Particular (no empresario ni profesional) en España (península o Baleares) o UE.- Somos sujeto pasivo. Debemos repercutir IVA 16 %
Particular fuera de la UE.- No repercutir IVA.
Prestador del servicio en UE (menos España; península o Baleares):
régimen general de tributación del IVA
Según el destinatario del servicio prestado:
Empresario o profesional del mismo estado de la UE que usted.- Debemos repercutir IVA aplicando el tipo general vigente en dicho estado.
Empresario o profesional de diferente estado de UE que usted.- No somos sujeto pasivo. No repercutir IVA.
Empresario o profesional de fuera de la UE.- No somos sujeto pasivo. No repercutir IVA (no obstante, si la utilización o explotación efectiva de estos servicios se realiza en el interior del Estado miembro en el que Ud esté establecido, es posible que dicho Estado haya optado por localizar tales servicios en el mismo Estado, en cuyo caso: deberá repercutir el IVA aplicando el tipo general vigente en el Estado en que Ud esté establecido).
Particular establecido en la UE.- Debemos repercutir IVA aplicando el tipo general vigente en dicho estado.
Particular fuera de la UE.- No repercutir IVA.
Prestador del servicio fuera de la Unión Europea pero con establecimiento permanente en España (península o Baleares) o en Unión Europea.
Empresario o profesional en España (península o Baleares).- No somos sujeto pasivo. No repercutir IVA.
Empresario o profesional en UE fuera de España.- No repercutir el IVA.
Particular (no empresario ni profesional) en España (península o Baleares) o UE.- Debemos repercutir IVA aplicando el tipo general vigente en el Estado miembro donde se “consuman” estos servicios. (Puede aplicar el Régimen especial de Tributación previstos en la Sexta Directiva).
Fecha extracto datos: 12-12-2006
Fuente: Agencia Tributaria: www.aeat.es
Para comprobar datos actualizados de los impuestos en Comercio Electrónico en la página de la Agencia Tributaria.

También puede interesarte ...

Tags: , ,

Deja un comentario